En este artículo vamos a tratar el efecto del color blanco en el hogar. Si hablamos a nivel técnico sobre los colores, el blanco no es uno de ellos. Podría decirse que el color blanco en el hogar es el tono por excelencia, y hace que las estancias sean atemporales; de modo que tienes mucho juego con los elementos decorativos. Gracias a esto, puedes combinar los interiores con una gran variedad de estilos.

¿Cómo utilizar el color blanco en el hogar de manera óptima?

El blanco es sinónimo de pureza y de minimalismo. Las personas a las que les gusta este color suelen tener mayor compromiso ante situaciones o personas; y no les resulta algo trabajoso. También muestra o transmite buenas intenciones y personalidad tranquila, que no busca conflictos. Por ejemplo, pensemos en la bandera blanca, tan mencionada y usada en tiempos de guerra, cuando se quería llegar a algún acuerdo y parar el conflicto.

También es un color con el que hay que tener cuidado, ya que si abusamos de él podemos pecar de caer en asociaciones de sentimientos como la frialdad, la soledad o incluso, la indiferencia.

El color perfecto para todas las habitaciones: el efecto del color blanco en el hogar

Suelos laminados y color blanco El color blanco en el hogar y en otros espacios da sensación de limpieza y pureza. Por ello es usado en muchos espacios públicos o privados como en salas de espera, consultas…

Es el tono ideal para cocinas y baños, donde la higiene es mucho más importante que en cualquier otra estancia.

En el resto de habitaciones, es mejor tener cuidado y no abusar, ya que puede generar una sensación de austeridad y alejarse de parecer un cálido hogar. Una idea es trabajar con varios tonos o dar color con elementos como fundas de sofás, cortinas, cojines, alfombras… De este modo aportaremos vitalidad a las estancias.  

La pareja perfecta

Es indiscutible que el blanco es el color base por excelencia. Combinado con colores oscuros, aportará un contraste más acentuado en la habitación en la que nos encontremos. El color blanco en el hogar usado de este modo suavizará los tonos oscuros que aportemos. También hará de equilibrio para los colores más brillantes, llamativos o estridentes.

Ya que el color blanco refleja la luz, es ideal para habitaciones oscuras, poco luminosas, o pequeñas; creando sensación de espacio.

Al ser un color atemporal, el blanco se adapta a todo tipo de interiores sin problemas. Esto combinado con texturas como un suelo de madera, aportará además elegancia y color a la habitación.

El mejor suelo para el blanco

Los suelos laminados o parquet son ideales para una estancia de paredes blancas. Le confiere unidad al interior y equilibra la posible frialdad que se pueda desprender del blanco de la pared.

Dentro de la marca Quick – Step, presente en Decobraz, encontrarás suelos laminados, vinílicos o de parquet ideales para tu hogar.

Dentro de la Serie ELITE de Quick – Step hay una gran selección de suelos laminados que combinan a la perfección con el color blanco en el hogar. Tonos de madera tirando a oscuros como el del Roble Blanco Medio o el Roble blanco Oscuro Viejo en planchas medianas, le darán ese equilibrio a las paredes blancas que se busca en una estancia hogareña.

En este otro artículo de Decobraz te damos más consejos sobre cómo elegir el suelo de tu hogar.