A la hora de elegir un suelo para nuestro hogar, tenemos un amplio abanico de posibilidades. Una de ellas es instalar calefacción por suelo radiante. Esta tendencia está en auge debido a las ventajas que ofrece.

¿Qué es la calefacción por suelo radiante?

Un suelo radiante es un sistema de calefacción por el cual la superficie emite calor, a través de un sistema instalado en el subsuelo.

Esto se consigue a través de un entramado de tuberías por el cual circula agua caliente, a una temperatura de 30ºC a 45ºC.

Ventajas de la calefacción por suelo radiante

ventajas calefaccion por suelo radianteUna de las grandes ventajas de la calefacción por suelo radiante, es el alto rendimiento que tiene: su bajo consumo permite que la inversión que supone nos suponga rentable.

La alta sensación de confort que transmite es gracias a las masas de aire: estas se calientan de abajo hacia arriba, ya que el aire caliente tiende a subir. La diferencia con un radiador es que estos solo lo hacen en ciertos puntos de la casa.

Al tener como propiedad esta uniformidad a la hora de transmitir calor, la sensación de comodidad dentro de nuestro hogar será aún mayor. La mayor parte de calor la tendremos por los pies, logrando una sensación térmica agradable; y en menor medida por la cabeza. Esto hace evitar dolores o molestias derivadas de la calefacción.

Como hemos mencionado, su bajo consumo hace del suelo radiante la primera opción a la hora de elegir un suelo para nuestro hogar. Esto se produce gracias a que el agua que circula bajo el suelo, alcanza una baja temperatura (de 30ºC a 45ºC); y en comparación con otros sistemas que llegan a los 80ºC, hace que su consumo sea hasta un 20% menor.

El espacio es otro elemento a tener en cuenta en el suelo radiante: las tuberías y el calor se emite desde el suelo, por lo que no es necesario tener radiadores colgados de las paredes. Esto supone un ahorro de espacio y amplitud en las estancias. Tampoco nos molestará ni ocupará espacio la instalación de un sistema tradicional como tuberías, llaves de paso, etc.  

La refrigeración es otra de las ventajas derivadas de su sistema: no tiene nada que ver con la calefacción, sino al contrario. A través de este sistema de suelo radiante, podemos enfriar la superficie. De este modo conseguiremos una temperatura ideal en los días de más calor.

Consúltanos tu caso y en Decobraz te recomendaremos qué tipo de suelo es mejor según tus gustos y necesidades.