A la hora de reformar un baño, lo que más nos preocupa es el jaleo que se tiene que organizar. Muchas veces, el solo hecho de pensar  en buscar un fontanero, un albañil, un pintor…, en definitiva, la intendencia que es necesaria para coordinar a todos estos profesionales, nos echa para atrás. Desde Decobraz os proponemos una solución que no conlleva toda esta logística, y además, es mucho más económica ¡Estrenarás baño en un fin de semana!

Una nueva imagen para tu baño

Los elementos más visuales, los que captan la primera mirada al entrar en un baño son, sin duda alguna, los suelos y las paredes.

Cubre tus paredes con baldosas de vinilo adhesivo

Reformar el baño sin cambiar los azulejos pasa por cubrirlos con baldosas adhesivas vinílicas. Para ello, te recomendamos utilizar suelos de vinilo. Estos son fáciles de instalar y de mecanizar -cortar y ajustar-, tanto que incluso tu serías capaz de hacerlo. Además, los suelos de vinilo tiene la gran ventaja de que son 100% resistentes al agua, y muchos de ellos, tiene un sistema de ajuste de clic que nos permite no tener dificultad alguna para que las juntas queden perfectamente unidas. También, en la zona de ducha, por sus características hidrófugas te permitirán instalarlos.

Dispones de un extenso catalogo de diseños, desde los que su diseño imita las piedras naturales, como los que lo hacen con la madera o imitación cemento.

En nuestro extenso catálogo de marcas, encontrarás suelos de vinilo que se adaptan perfectamente a tu estilo o diseño. Entre ellas,  destacamos los suelos de vinilo de Quick Step Livyn, los de la marca Plus Cover, con la serie Vicover o los Lyberty de Distiplas Floors.

¿Y los suelos?

Para los suelos, si has usado baldosas de vinilo, podrás utilizar estos mismos para darle un toque homogéneo a la decoración del baño.

Pero si quieres romper este diseño, atrévete a usar un suelo laminado, por ejemplo de la serie Signature de Quick Step, la novedad de los suelos laminados para 2020 de la marca. Estos vienen dotados con la última tecnología Scratch Guard e Hydroseal, garantizan que los suelos laminados de Quick-Step ofrezcan una protección excelente frente a rayaduras, manchas e incluso humedad superficial. Entre sus diseños podrás  ir desde el roble rosa pintado hasta el blanco, pasando por los tradicionales tonos madera de roble.  Un piso laminado que se ve y se siente como madera real.

Estas son dos opciones que puedes hacer tú mismo sin quitar ni los sanitarios ni el mueble del lavabo.

Otros elementos que completarán tu reforma

reformar el baño suelos laminados

Si hemos hablado de la primera impresión al entrar en el baño son las paredes y los suelos, lo que más marcará tu reforma son los pequeños detalles que realices. Por ejemplo, la grifería renovada dará realce a los “antiguos” sanitarios, como el lavabo.  Ahora ya no solo se llevan en acabado cromo. ¡Lo más son los grifos en color negro o de corte vintage!

La iluminación también jugará un papel importante, y con ello, la luz del espejo. Su actualización se notará.

Y por último los detalles decorativos. Desde el uso de toallas nuevas, a los accesorios del baño, como toalleros, el dosificador de jabón, etc…

Con todo esto, seguro tu baño actualizado se convertirá en ese espacio de relax e intimidad que necesitabas.

Si necesitas más consejos o prefieres dejar que un profesional se encargue de tu la reforma del baño, ponte en contacto con nosotros. Te asesoraremos sin ningún compromiso por tu parte.